05 septiembre, 2006

Revolución

En mi habitación la cama estaba aquí, el armario allá y en medio la mesa.

Hasta que esto me aburrió. Puse entonces la cama allá y el armario aquí.

Durante un tiempo me sentí animado por la novedad. Pero el aburrimiento acabó por volver.

Llegué a la conclusión de que el origen del aburrimiento era la mesa, o mejor dicho, su situación central e inmutable.

Trasladé la mesa allá y la cama en medio. El resultado fue inconformista.

La novedad volvió a animarme, y mientras duró me conformé con la incomodidad inconformista que había causado. Pues sucedió que no podía dormir con la cara vuelta a la pared, que siempre había sido mi posición preferida.

Pero al cabo de cierto tiempo la novedad dejó de ser tal y no quedó más que la incomodidad. Así que puse la cama aquí y el armario en medio.

Esta vez el cambio fue radical. Ya que un armario en medio de una habitación es más que inconformista. Es vanguardista.

Pero al cabo de cierto tiempo,,, Ah,si no fuera por ese "cierto tiempo". Para ser breve, el armario en medio también dejó de parecerme algo nuevo y extraordinario.

Era necesario llevar a cabo una ruptura, tomar una decisión terminante. Si dentro de unos límites determinados no es posible ningún cambio verdadero, entonces hay que traspasar dichos límites.

Cuando el inconformismo no es suficiente, cuando la vanguardia es ineficaz, hay que hacer una revolución.

Decidí dormir en el armario. Cualquiera que haya intentado dormir en un armario, de pie, sabrá que semejante incomodidad no permite dormir en absoluto, por no hablar de la hinchazón de pies y de los dolores de columna.

Sí, ésa era la decisión correcta. Un éxito, una victoria total. Ya que esta vez "cierto tiempo" también se mostró impotente.

Al cabo de cierto tiempo, pues, no sólo no llegué a acostumbrarme al cambio, es decir, el cambio seguía siendo un cambio, sino que, al contrario, cada vez era más consciente de ese cambio, pues el dolor aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

De modo que todo habría ido perfectamente a no ser por mi capacidad de resistencia física, que resultó tener sus límites. Una noche no aguanté más. Salí del armario y me metí en la cama.

Dormí tres días y tres noches de un tirón. Después puse el armario junto a la pared y la mesa en medio, porque el armario en medio me molestaba.

Ahora la cama está de nuevo aquí, el armario allá y la mesa en medio. Y cuando me consume el aburrimiento, recuerdo los tiempos en que fui revolucionario.


Slawomir Mrozek en "La vida difícil", Narrativa del acantilado nº 33.

¿Que querrá decir con todo esto un polaco?

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Liki Fumei dijo...

Muchas, muchísimas veces pienso que he llegado al final de este cuento que cuenta el polaco.

Y me resulta como la Isla: desolador.

Otras veces, sin embargo, pienso que aún estoy a tiempo de coger las (ficticias: este adjetivo ya no puedo evitar ponerlo) riendas de la vida y galopar a mi antojo por los predios que me apetezca.

El balance actual es inenarrable.

¿Alguna vez te dije que te quiero mucho?

Si no lo hice, tómalo como una declaración retrospectiva.

P. S.: esto que te ha pasado con el intruso 'spamificador' se resuelve solicitando revisión de comentarios (al menos en WordPress: supongo que en Blogger igual); es una versión intermedia entre no tener filtro (y que te ocurra esto) y no autorizar NINGÚN comentario si no es bajo identidad Blogger (que es lo que tiene el desgraciado del primo Amalio en Contravoz, con lo que no se le puede decir ni una cosita española... porque no me pienso registrar en Blogger, que bastante registrado estoy ya en diversos sitios)

Anónimo dijo...

I have read so many articles concerning the blogger lovers however this post is actually a fastidious paragraph, keep
it up.

my homepage vigrx plus side effects problems (Angelica)

Anónimo dijo...

I'm not going to state that their are not a huge amount of coupon codes for unhealthy food, you will find, but you'll find
coupons for healthful food as well as for health/beauty items.

Cut spending around the health/beauty merchandise and also you may have
much more for that healthy food. But when we just want to concentrate on food, I've gotten free of charge pasta (including whole wheat) ahead of, this week with coupons and sale, I'll be having to pay
.25/box. Offered that my weekly price range is
$50-$55/week, conserving $5/week (my typical) using coupons is helpful.
And most of the stuff I buy with discount codes is healthier.


my web-site precision nutrition lean eating program for women

Anónimo dijo...

How it feels to pee yourself every time you sneeze/cough/laugh as well challenging.


Here is my weblog things that attract women