24 diciembre, 2006

Felicidades


Es tradicional en nuestro país y cultura desearselas a todo el mundo por estas fechas.

Yo me adhiero pues, independientemente de las creencias de cada uno, pienso que si tal deseo es sincero nunca será algo convencional ni hipócrita ni periclitado.

Simplemente sería magnífico que esa idea, o manera de sentirse, fuera implícitamente perenne en todos y también que se manifestara explícitamente muchas más veces, de palabra y de acto.

En este espíritu os propongo un viaje virtual a otro mundo que siendo real parece el paraíso, guiados por esta magnífica web cuyo concepto e instrucciones de uso podéis leer aquí .

La conocí gracias a esta curiosa historia sobre el dinero.

También sobre el dinero y los mundos posibles recomiendo encarecidamente leer este ¿Cuento de Navidad? A mí me gustó tanto que creo que tendré que volver a hablar sobre el asunto que plantea más adelante.

Que lo disfrutéis y que tengáis y hagáis tener a los demás un futuro mejor.

1 comentario:

Patricio Padilla Navarro dijo...

Ulithi, notable web, estas fiestas se celebran por un efecto inércico a mi parecer, están muy impregandas en nuestras sociedads occidentales independientes de las creencias particulares, a pesar de que hay excepciones, su celebración es regular y casi generalizada.

En realidad venía a comentar el post de patrones humanos, me pareció interesantísimo la selección de links a gift, videos y fotos que muestran una cierta regularidad en procesos emergentes.

Saludos desde Chile, vengo luego.